Clínica Veterinària Poblenou

Un nuevo gatito en casa: Algunas recomendaciones

Os dejamos el enlace de Royal Canin sobre consejos ante la llegada de un gatito a casa , lenguaje, alimentación, comportamiento, salud. Lo necesario para acogerlo de la mejor manera posible.

http://www.royalcanin.es/informacion-util-para-gatitos

¿ Cómo alimentar a un gatito huérfano?

Estos gatitos que no tienen acceso a la leche materna, deben ser  alimentados mediante biberón, con un sustituto comercial de la leche que
sea específicamente formulado para gatitos jóvenes. Las instrucciones del fabricante permiten conocer tanto las cantidades que hay que administrar, preparación y conservación.

Composición
La leche de reemplazo, debe ser lo más parecida a la composición de
la leche de gata. Se debe elegir una leche lo más pobre posible en almidón, puesto que los gatitos no tienen bien desarrolladas las enzimas que  permiten su digestión.

La leche materna contiene variedad de ácidos grasos, entre los que se encuentran el EPA y DHA de la serie omega 3. El aporte de estos ácidos grasos en la leche es beneficioso para el gatito. Las necesidades de DHA son elevadas para el desarrollo del sistema nervioso y de la retina. El EPA puede contribuir a mejorar la capacidad de aprendizaje.

La leche debe contener un aporte equilibrado de minerales ( Ca, P, Mg,
Na, Cl, K, Fe, Cu, Zn, I, Se, F, Mn) y vitaminas ( A, D, E, K, C, grupo B),
sin olvidar a los aminoácidos esenciales como el triptófano, arginina,
taurina y a los ácidos grasos esenciales linoléico, linolénico, y araquidónico.

Modo de administración:
Las necesidades energéticas de los gatitos durante las primeras semanas de vida son de unas 20 kcal de EM (Energía Metabolizable) /100g de peso corporal /día, y las necesidades de agua son de 180 ml/kg
al día.

Por lo general, la leche maternizada se encuentra en forma de polvo para diluir con agua, lo que permite adaptar la concentración de la leche preparada.

La dosis administrada será la indicada por el fabricante pero si se produce una diarrea después de la administración de la leche materna, se puede diluir más la leche en las siguientes tomas, ya que generalmente se trata de una sobresaturación digestiva. Después de varias tomas, puede aumentarse la concentración de la fórmula a la recomendada. El sustituto de leche reconstituido se administra a la temperatura de 35-38 ºC. No es aconsejable utilizar el microondas por el riesgo de sobrecalentamiento, en su lugar el baño maría es lo más adecuado. Los gatitos con un buen reflejo de succión pueden alimentarse con biberón en postura decúbito esternal con la cabeza levantada, simulando una posición de lactancia normal.

Los gatitos más débiles pueden precisar la alimentación con sonda, de
diámetro adaptado al tamaño del gatito. Es importante medir y marcar
la longitud de la sonda antes de introducirla, al menos una vez por semana, conforme va creciendo.

Las tomas deben repartirse, tanto más cuanto menor sea el gatito y teniendo en cuenta que la capacidad máxima del estómago de un gatito
es de aproximadamente 4 ml/100 g de peso corporal. Durante la primera semana de vida, los gatitos deben ser alimentados cada 2-4 horas, incluyendo la noche, y en adelante con menos frecuencia.

Los gatitos huérfanos deben pesarse cada 12 horas para asegurar que
la nutrición es la adecuada para ayudar al crecimiento. A los huérfanos menores de 3 semanas se les debe estimular la zona anogenital después de cada toma para inducir la defecación y la micción. A las 3-4 semanas de vida, puede introducirse alimento para gatitos mezclando una pequeña cantidad de alimento con agua o con la leche y ofreciéndolo en un cuenco. Una vez que el gatito haya aprendido a comer en un cuenco, puede reducirse lentamente la cantidad de agua o leche utilizada hasta que se ingiera únicamente alimento sólido.

El destete suele completarse en torno a las 6-8 semanas de edad.
algunas normas para la administración de la leche:
– Verificar que el gato no presenta hipotermia antes de administrar la leche
– Antes de preparar la leche hay que lavarse bien las manos
– Lavar bien los biberones, con un escobillón y aclararlos con agua muy caliente. Es conveniente esterilizarlos regularmente.
– Preparar la leche justo antes de administrarla.
– No conservar los biberones empezados
– Salvo indicación expresa del fabricante, la leche se prepara con el agua muy caliente (50ºC) , hervida o mineral y se administra templada a 37-38ºC.
– El gatito debe poder mamar del biberón a voluntad
– No se debe forzar al gatito a tomar el biberón, por el riesgo de falsa deglución.

Algunos consejos para el manejo del gatito huérfano:
– Facilitar un ambiente cálido y tranquilo
– Manipularlos frecuentemente con cuidado e intentado no interferir en las etapas profundas del sueño.
– Asegurar la limpieza que recibirían de su madre: después de las tomas de leche cepillarlos suavemente o aplicar un paño húmedo y tibio sobre las áreas manchadas.
– Ayudarlos a orinar y defecar. Antes de las 3 semanas de edad carecen del reflejo de evacuación y es necesario estimular su perineo con un paño suave, húmedo y tibio durante la toma de leche. Así se simula la acción de la madre cuando amamanta a su camada y estimula la micción y defecación.

Para mayor información revisar: Royal Canin